OBRA

Esquinas en el cielo

Sinopsis

Lucrecia, una niña detenida en el tiempo espera encerrada en su cuarto de juegos el regreso de su madre muerta. Su padre la anida en un mundo onírico y pesadillezco. Adela, la nueva Institutriz, llegará a enseñarle francés a la niña que espera a su madre muerta, en lo que será, tal vez, el último día de la infancia de Lucrecia. O, quizás, el primer día en la nueva vida de Adela.

Miradas de la crítica

El talento de Mariana Mazover se nota desde la primera escena: un texto que ronda lo siniestro y evoca a Silvina Ocampo. No sólo es una buena dramaturga, sino también una excelente directora teatral. Los trabajos actorales también resultan excelentes. Teatro de vanguardia, el mejor.

Osvaldo Quiroga. Otra trama. TV Pública

Si se mezclan Freud, Lacan y sobre todo Foucault, elementos del cine de Hitchcock, y un ánimo beckettiano, uno de los resultados posibles es la bellísima Esquinas en el cielo. A estos cimientos ideológicos y estéticos hay que añadir otra cosa, más importante para el caso, que es la pluma de Mariana Mazover.

María Daniela Yaccar. Página 12

****MUY BUENA **** Un clima opresivo y casi perverso envuelve la poética de este ejercicio de flexibilidad imaginativa. Mazover define Esquinas en la duración teatral justa para ser paladeada sin saturación, con la excelente labor de Alejandra Carpineti.

Luis Mazas | Revista Veintitrés

La poética de Mariana Mazover está llena de imágenes que se fijan en la memoria y son difíciles de soltar. Esquinas en el cielo es una obra singularísima de la que (casi) no podemos hablar sin literatura, sin metáforas que se aproximen a lo que es, a lo que significa ese hermoso e inquietante mundo construido, donde lo siniestro y lo sobrenatural dominan la estructura y el pulso de la trama. Excelentes actuaciones y un texto exquisito y audaz hacen de Esquinas en el cielo una experiencia imperdible.

Verónica Escalante - Leedor

La construcción lingüística aparece como la afirmación de un inexistente: “Esquinas en el cielo” es lo que no hay. Un título que guarda la clave de la puesta pero también de la dramaturgia. Todo pero absolutamente todo lo que vemos y escuchamos se construye sobre la desmentida de lo que vemos y escuchamos.El desafío actoral es notable, porque los personajes son profundamente complejos y están sometidos a transiciones permanentes. Alejandra Carpineti, Lala Mendia y Daniel Begino parecen estar hechos para sostener a estas particulares criaturas: logran poner sobre la escena el modo en que la desesperación puede transformar a alguien. Mariana Mazover nos vuelve a mostrar que es una de las mejores dramaturgas y directoras de la escena porteña.

Mónica Berman - Máquina de Escribir

Ficha técnico artística

  • Dramaturgia y dirección:Mariana Mazover
  • Actúan:Daniel Begino, Alejandra Carpineti, Lala Mendia
  • Diseño de maquillaje:Ana Pepe
  • Diseño de vestuario:Pia Drugueri
  • Diseño de escenografía e iluminación:Félix Padrón
  • Música original:Mariano Pirato
  • Asistencia de dramaturgia:Ornella Dalla Tea
  • Asistencia de dirección:Camila Peralta
  • Producción ejecutiva:Natalia Slovediansky